Cartas a personas

Escribir directamente a las personas con quien tenemos asuntos pendientes es una buena manera de resolver y disolver esas emociones negativas que nos hacen daño. Es importante saber que el hecho de que yo tenga necesidad de DECIR al otro no significa que el otro tenga necesidad de ESCUCHARME a mí. Por esa razón en este ejercicio NUNCA ENVIAMOS  la carta a la persona en cuestión. Nos la quedamos para trabajarla nosotros y luego la destruimos o la guardamos, como prefiramos.

El ejercicio consta de 2 partes:

PRIMERA PARTE: Escribe la carta siguiendo la plantilla que corresponda (la de pareja, la de padres, la de amistad…). Una vez escrita la carta y SIN CORREGIR NI ARREGLAR  NADA procede a hacer la segunda parte.

SEGUNDA PARTE:  Lee la carta 1 vez al día durante 7 días consecutivos. Conforme van avanzando los días las emociones irán cambiando, asentándose o tranquilizándose. Para el último día la sensación interna es de PAZ INTERIOR respecto a esa persona.

Si después de 7 días no aparece esta tranquilidad interior se debe leer la carta durante 7 días más. Si después de 14 días no se consigue paz interior se debe volver a escribir la carta añadiendo alguna información que se ha olvidado u omitido, algún recuerdo o rencor o memoria bonita que no se puso la 1ª vez. También puede ser que deba acabar la carta con la opción de “me quedo con sensación de deuda”. Si la carta contiene TODA la información importante y se reconoce la deuda pendiente si fuera el caso, las emociones se transformarán hacia paz interior en 7 o 14 días sin excepción.

 

CARTA A AMISTAD

CARTA A PAREJA

CARTA A HERMANO/A

CARTA A HIJO

CARTA A HIJO no nato

CARTA A PADRES

CARTA A PADRES difuntos

CARTA POR ENFADO

CARTA DESPEDIDA